Parques Nacionales imperdibles de Argentina

La oferta incluye una gran variedad de actividades de norte a sur en los Parques Nacionales Los Cardones, Calilegua, Talampaya, Sierra de las Quijadas, Iguazú, Mburucuyá, Iberá, Nahuel Huapi y Los Arrayanes.

Argentina permite contar con diferentes alternativas para disfrutar del invierno. Las opciones van desde las selvas y humedales del Litoral hasta los Andes nevados de la Patagonia, pasando por los desiertos de Cuyo y de las Yungas a la Puna en el NOA.

De la selva al desierto

La impronta cultural de Salta y Jujuy acompañan a los visitantes por las mágicas quebradas y desniveles por el que discurren las rutas de esta región.
www.fotonat.org
Los Cardones, uno de los tres parques nacionales con los que cuenta Salta, protege a la hermosa especie de cactus que le da nombre. En el sector más empinado de la Cuesta del Obispo, se accede a Valle Encantado y desde allí se puede llegar a diversos miradores y senderos.
Cachi
Omnipresente, el Nevado de Cachi se impone como la formación más alta de los Valles Calchaquíes, con sus casi 6.400 metros de altura, recibiendo a montañistas de todo el mundo.
Payogasta
Es una antigua población que alberga la sede administrativa del Parque e invita a disfrutar de una variada gastronomía regional, con platos que incluyen ingredientes tradicionales: cordero, queso y leche de cabra, maíz y quínoa y vinos artesanales.
Yungas
Es el nombre que recibe una selva única que crece al oriente de los Andes y precede a las alturas de la Puna. Se extiende por las distintas alturas de los faldeos entre 400 y 3.000 metros sobre el nivel del mar, albergando una gran variedad de ambientes en diferentes pisos de vegetación, permitiendo el desarrollo de flora y fauna específica.
En Jujuy, por Ruta Provincial Nº 83, se ingresa al Parque Nacional Calilegua para conocer los distintos estratos de esta “nuboselva” y sus senderos habilitados. Existen nueve senderos a lo largo del parque, con distinto grado de dificultad y duración. Entre ellos se destacan el Sendero Guaraní y el sendero El Negrito, que presenta mayor dificultad que el resto.
Tras recorrer unos sesenta kilómetros se llega a San Francisco, un poblado con servicios turísticos básicos y posibilidades de realizar excursiones locales a diferentes atractivos; o bien se puede seguir viaje hasta Valle Grande y Valle Colorado.

Recuerdos del pasado

 

La Rioja ofrece la posibilidad de ingresar en un escenario del Triásico al visitar el Parque Nacional Talampaya y sus emblemáticos circuitos que se recorren desde sus dos áreas de servicios: Cañón del Arco Iris y Cañón de Talampaya. Está atravesado por la Ruta Nacional Nº 76 que une la zona oeste con la localidad de Patquía. 
En el mismo viaje se puede visitar el vecino Parque Provincial Ischigualasto, en San Juan, un área de enorme relevancia paleontológica y escénica, que fue declarada sitio del Patrimonio Mundial junto a Talampaya.
El Parque Nacional Sierra de las Quijadas, en San Luis, muestra las paredes erosionadas del Potrero de la Aguada que destacan como el principal atractivo paisajístico del área. En un ambiente en que la falta de agua es la norma, los fósiles son la evidencia de que el lugar fue bien distinto en otros tiempos, cuando bosques y lagunas eran la característica distintiva. 

El verde del Litoral

La triple frontera entre Brasil, Paraguay y Argentina brinda especial contexto a una de las Siete Maravillas Naturales del mundo, último galardón del Parque Nacional Iguazú, declarado como Sitio del Patrimonio Mundial por la UNESCO.
Iguazú recibe millones de visitantes de todo el mundo y ofrece alternativas para la aventura y la observación de fauna a ambos lados del río. Dos aeropuertos internacionales y múltiples servicios turísticos completan la oferta de alojamiento, gastronomía y entretenimiento.
Corrientes tiene sus particularidades naturales y culturales para recibir a los visitantes, y los Esteros del Iberá son su atractivo diferencial. Parte de este gran ecosistema está abierto al público en diversos sectores.
El Parque Nacional Mburucuyá con sus senderos autoguiados, sella este circuito como la referencia regional más reconocida en cuanto a los años de presencia institucional de la APN en la provincia.
Múltiples actividades, enfocadas principalmente en excursiones para avistaje de fauna y senderismo, se ofrecen en cada uno de estos puntos perimetrales, asociados a propuestas gastronómicas e interpretativas para completar esta experiencia única de transitar por unos de los humedales más extensos del planeta.

Los Andes nevados del sur

El norte de la Patagonia andina ya recibió las primeras nevadas del invierno y los centros de esquí vinculados a los parques nacionales Nahuel Huapi y Los Arrayanes inauguran sus temporadas.
Las excursiones náuticas que parten de San Carlos de Bariloche y Villa La Angostura también se instalan como tradicionales actividades de invierno en la región. Las diversas opciones posibilitan un recorrido entre montañas hacia la Isla Victoria, Bosque de Arrayanes y Puerto Blest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.