¿Gusta pasar a tomar una tacita de café?

De esta manera, Doña Florinda, el reconocido personaje de El Chavo del 8, conquistó el corazón del profesor Jirafales. De igual forma el café nos enamoró a nosotros en Colombia. Acompañanos en nuestra visita a la finca Don Manolo y enterate porqué.

Estamos en el Eje Cafetero y una actividad obligada es afilar el olfato, seguir el aroma del café y descubrir todo lo que tiene para ofrecernos. En nuestro paso por Pereira, fuimos invitados por la histórica finca Don Manolo para conocer más de esta popular infusión que, después del agua, es la bebida más consumida en todo el mundo!

El Eje es sin duda uno de los atractivos más reconocidos del país, por esta razón, esta bueno poder meterse dentro y visitar los lugares más representativos que muestran los procesos, la creación y la pasión que giran en torno a esta increíble infusión.

Llegamos a la finca Don Manolo faltando algunos minutos para las 15.00, el lugar está ubicado a unos 35 minutos en bus desde la terminal de Pereira, en Dos Quebradas, más precisamente sobre la vereda El Estanquillo. Se debe tomar el colectivo número 9, también se pueden llegar en unos Jeeps que salen del centro o en taxi.

A nosotros nos tocó el segundo turno, el primero es por la mañana, a las 9.00, y la disposición del horario se debe a lo completa que es la visita: dura aproximadamente 3 horas, que se pasan volando, y consiste en un recorrido por etapas de todo lo que tiene que ver con la historia, la cosecha, el secado, la separación, el tostado y la degustación del café. Pero esta finca tiene algo que la distingue: hacen participar al visitante en todo momento del proceso.

El olor del café es uno de los aromas más ricos que existen, no? incluso para el que no es adepto a esta infusión. El primer sentido que se activa al entrar a la finca de Don Manolo es precisamente este, el olfato. La fragancia es increíble y va variando a medida que se recorre el lugar. El aroma, y el sabor, del fruto recién sacado del árbol, el de la pepita secada al sol y finalmente el del tostado, un placer para los sentidos!

Primeramente Don Manolo, con la seguridad de alguien que ha dedicado su vida al café, nos relató la historia, el origen y las características de este producto que es originario de África y fue traído al continente americano por los europeos. Es un relato muy interesante con muchos matices históricos que muestra como llega, y se consolida, el café como una de las principales actividades económica de Colombia.

Luego, para adentrarnos un poco más y sentirnos parte de este mundo y sus secretos, Manolo nos explicó como reconocer los defectos de los granos para evitar el consumo de un producto de mala calidad. La observación y el tacto son muy importantes!

Después de la parte histórico-técnica iniciamos el camino de la producción: de la cosecha a la taza. Aquí cambiamos de anfitrión, nos recibió el hijo de Don Manolo, Manuel, quién nos explicó detalladamente como se realiza la extracción del fruto y las características del tipo de café que se cosecha en la finca. En total hay 12 mil plantaciones de café tipo arábigo y el toque de calidad que le da renombre a Don Manolo está en la calidad del proceso y extracción, pero mayormente en el tostado.

Según nos explicó Manuel, hay mas de 200 tipos de sustancias reconocidas en el grano de café, cuando está verde, y más de mil cuando se tuesta. Las notas pueden variar entre los distintos sabores, dulces, ácidos y amargos. Alguna vez pensaste que al tomar un café de calidad podrías sentir sabores a cítricos, a frutos secos, a manzana o a miel?

El recorrido sigue con el secado y la separación manual (si, manual!) de los granos de mayor calidad. Pasados de 8 a 15 días de exposición al sol, los granos son retirados y llevados a una maquina que realiza la separación de la cáscara y las pepitas de café.

Ahora si, a tostar el café! Aquí llevamos (decimos llevamos porque participamos activamente de todo el proceso) los granos a un horno donde fueron expuestos a 200 grados para que se abran, al igual que las palomitas!, y se tuesten. Una vez que están el punto, son retirados y vertidos en una mezcladora que le quita la temperatura para que no se sigan cocinando. El punto es muy importante ya que es el que va a determinar las características del sabor del café.

Todo listo? A probar lo que cosechamos! La mejor parte sin dudas es la degustación. Pero antes, Manuel nos mostró todas las variantes que tenemos, en maquinarias, para preparar nuestro café en casa. Hay más de diez y cada una tiene su forma de uso y le da características especiales al producto. Vos cuál tenés?

El momento tan ansiado llegó, a tomar café! Nos sentamos a la mesa y Manuel trajo el café recién tostado que habíamos hecho entre todos, lo molió en la máquina dosificando las porciones y lo preparó en esta particular cafetera para que veamos bien todo el proceso. Se llama cafetera de sifón y es increíble su funcionamiento.

Un sabor, un sentimiento, un olor, o una sensación muchas veces son difíciles de describir en palabras, podemos decir que el de este café es sumamente especial. Realmente rompe con el estereotipo de todo lo que consumimos diariamente, el llamado café de “marca”, instantáneo, soluble, granulado, o como sea, no es precisamente un representante de esta infusión. A consideración de un inexperto, el sabor amargo del café parecería medir su calidad, pero no es así, el tostado alto hace que prácticamente se queme el grano y unifica mucho el sabor, haciendo difícil reconocer los matices.

Ya estábamos muy conformes con todo, pero antes de despedirnos hubo una última sorpresa. Manuel salió a buscar algo que quería que probáramos y volvió a la mesa con una jarra de café empañada por el frío. Conocen el Cold brew? ante nuestra respuesta negativa tomó un vasito tipo shoot y nos dio para probarlo. Es una modalidad de tomar café que se está volviendo muy popular. Se trata de un café frío pero sin hielo y preparado con agua al natural. Se bebe luego de varias horas de reposo y a una temperatura bien fría.

Aquí en Don Manolo aprendimos mucho, experimentamos el sabor del Cold brew, bebimos un verdadero café, cosechado entre todos, y al adquirir tanto conocimiento sobre su proceso, replanteamos nuestro gusto en torno a esta espectacular infusión.

Otra cosa genial! Te podés llevar a tu casa media o una libra del café que cosechaste en el momento junto con el conocimiento que te dan para disfrutarlo aún más. Le preguntamos a Don Manolo: Qué hacen ustedes con el mejor café que sale de la finca? Lo vendemos a la gente que nos visita, respondió.

Creemos que este lugar es el indicado para el viajero que busca saber más sobre café, conocer su historia y su proceso y pasar un rato cálido y agradable en compañía de una familia de pura cepa colombiana que profesionalmente dedica, y dedicó, su vida al café.

Si quieren conocer a esta gran familia cafetera y degustar un excelente café cosechado por uno mismo y guiado por uno de los mejores, pueden contactar a Don Manolo a través de:

Cel: +57 313 6550196

Facebook: facebook.com/cafedonmanolo

Web: cafedonmanolo.simdif.com

Don Manolo en Tripadvisor

Autor entrada: Ambos Mundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *