San Juan, paisajes de otro mundo

Nunca habíamos pisado San Juan. Hacerlo nos dio esa hermosa sensación de estar en un lugar totalmente nuevo. Este viaje lo hicimos antes de largar todo, en una de nuestras vacaciones. Los tiempos fueron considerablemente menos, pero las facilidades en cuanto al transporte y la economía, nos permitieron conocer bastante.

Llegamos a su capital, la ciudad de San Juan. Allí nos hospedamos en el hostel “Trotamundos” y salimos a recorrer. Allí, intentamos visitar la Casa Natal de Domingo Faustino Sarmiento, pero estaba en reparación, motivo por el cual estaba prohibido el ingreso.11008451_10205609686615179_9129419090729164695_n (Copiar)

Sarmiento no nos abrió las puertas de su casa, pero le enseñó a Diego algunas cositas…

 

11083919_10205609690295271_2626503299743402061_n (Copiar)
“En esta habitación pasó el gran Capitán José de San Martín, desde el 9 al 14 de julio de 1815, antes de su partida a la expedición de los Andes”.

Luego de ser rechazados por el prócer de la educación, cambiamos de persona y apuntamos hacia la Celda Histórica de San Martín, ubicada en el Convento de Santo Domingo. Allí se alojó el General en su visita a la ciudad. El terremoto de 1944 destruyó las instalaciones, pero la celda de San Martín permaneció prácticamente intacta.

11134012_10205609693135342_825546513190627639_n (Copiar)

Cortamos un poco con la visita histórica, para pasar a conocer la Bodega Graffigna, la más antigua de San Juan.

Seguimos nuestro recorrido en la capital por el Museo de la Memoria Urbana (o del Terremoto). Este espacio fue creado para recordar el fatal terremoto que azotó la zona en 1944. Allí mismo, se puede simular la experiencia sufrida por los sanjuaninos a través de un simulador que emula el movimiento sísmico que destruyó la ciudad.

Abandonamos la capital, en dirección al Dique Ullum. Este espacio totalmente natural se encuentra a tan sólo 8 km de la ciudad, y presenta un cambio totalmente del paisaje. Allí armamos nuestra carpa en el camping Palmar del Sol, y disfrutamos de un asado al aire libre por la noche.

san juan (Copiar)
La vueltita por San Juan

Amanecimos y recorrimos el lugar, antes de continuar nuestra ruta hacia Barreal. Esta pequeña y hermosa localidad fue calificada como uno de los diez lugares más lindos para visitar de Argentina.

Desde allí, se puede visitar el Parque Nacional El Leoncito, donde se encuentran dos observatorios astronómicos. Nosotros visitamos uno de ellos por la noche, y la experiencia es altamente recomendable. Otro lugares para visitar aprovechando nuestra estadía en Barreal son: cerro el Alcazar, reserva Los Morrillos, cerro Mercedario y cerro Colorados, entre otros.

Por supuesto que en nuestra visita a San Juan no podíamos dejar de lado la visita al Parque Ischigualasto o Valle de la Luna. Fue así que dirigimos nuestro camino a Valle Fértil. Luego de algunas pocas horas llegamos, nos hospedamos y como ya era tarde, usamos el resto de ese día para disfrutarlo en el río.10888425_10205609695215394_5682691700206591910_n (Copiar)

En nuestro último día en la provincia, nos esperaba uno de los lugares más increíbles de Argentina: el Valle de la Luna.11150566_10205618428993733_4197276442941150573_n (Copiar)

Visitando San Juan dimos por fin el paso decisivo hacia afuera de nuestra querida Patagonia Argentina. Sería el primer escalón de varios que nos alejarían de nuestro lugar de origen. No lo sabíamos, pero la aventura recién comenzaba.

Autor entrada: Ambos Mundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *