Los Uros: la comunidad que vive en islas flotantes del Titicaca

Sin los pies sobre la tierra, sin electricidad, sin gas, sin servicios básicos, sin baños y sin asistencia médica. Así vive desde hace años, esta civilización pre inca que se desplazó a las profundas aguas del lago por temor a ser conquistados en tiempos del imperio. Actualmente siguen con el legado de sus antepasados, allí tienen familias, se casan, los niños van a la escuela, a la iglesia y juegan en construcciones de totora ubicadas en otras islas. Viven gracias a la pesca y el turismo y su único medio de transporte es una embarcación, del mismo material, construida manualmente.

_dsc0600-copiar

Saliendo de los muelles de la ciudad de Puno, a unos 45 minutos de viaje en lancha sobre las frías aguas del lago Titicaca, comienzan a aparecer las primeras islas, las cuales varían su tamaño de acuerdo a la cantidad de familias que allí viven.
La sensación y la atmosfera del lugar son sorprendentes. La civilización y los avances tecnológicos han barrido con la concepción de las costumbres antiguas, y sin embargo siguen allí. Cuando escuchamos los rumores de que habia una comunidad que vive en islas flotantes no terminamos de entender realmente en que consistía ese “viven”. Pero al llegar al lugar pudimos ver que era literal.

_dsc0598-copiar

En las islas contraen matrimonio, tienen sus familias, cocinan en fogones cuidadosamente preparados y se relacionan entre ellos yendo de visita a otras islas construidas con el mismo material. Para movilizarse se trasladan en una embarcación pintoresca con rasgos similares a la de los vikingos las que accionan mediante el remo. Allí pasan todo su tiempo. Viven, ríen, lloran y mueren.
Cuando uno desciende del barco y pisa las islas la primera sensación es de inestabilidad. Como la superficie es de juncos o cañas es algo inestable, se presiente el hundimiento y el movimiento impulsado por el compás de las aguas del lago. Las construcciones se hacen manualmente, tienen 3 metros de densidad y están anclada a unos 4 metros de profundidad. Los Uros deben trabajar arduamente para mantener la flotabilidad renovando las capas de totora cada un mes aproximadamente, de lo contrario corren un alto riesgo de hundirse.

_dsc0591-copiar

A pesar del frío glacial que hace allí, los Uros andan descalzos y vestidos con típicas ropas confeccionadas por ellos mismo. Para subsistir venden artesanías hechas con totora, el material que atraviesa prácticamente sus vidas. Que los hace flotar y los aleja de la ciudad pero que a la vez los acerca a sus antepasadas que yacen en el fondo de las profundas aguas del Titicaca.

Autor entrada: Ambos Mundos

4 thoughts on “Los Uros: la comunidad que vive en islas flotantes del Titicaca

    Marcos

    (7 septiembre, 2016 - 9:33 pm)

    Que curioso! parece mentira que a estas alturas de siglo que estamos haya gente que siga viviendo asi.

      ambosmundosweb

      (9 septiembre, 2016 - 2:49 pm)

      Realmente resulta difícil de pensar y entender por la forma en que vivimos actualmente, pero el mundo no deja de sorprendernos constantemente.Saludos, Parejita!

    andorreando por el mundo

    (10 septiembre, 2016 - 6:17 am)

    Chicos hace muy poco estuvimos en esa misma isla.
    Nos habéis traído muy buenos recuerdos jejee
    Saludos amigos 😉👍

      ambosmundosweb

      (10 septiembre, 2016 - 10:01 am)

      Es increíble la vida de los uros. Qué bueno que pudieron conocer esta particular forma de vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *