Inabarcable Medellín

Aunque las ciudades enormes no son lo más buscado por el viajero, los encantos de Medellín hacen que uno quiera quedarse bastante tiempo para llegar a conocer cada uno de sus rincones.

Medellín es la segunda ciudad más grande de Colombia, y una de las más modernas de América Latina. Esto se ve reflejado en la cantidad de medios de transporte que la atraviesan y ayudan a recorrerla: bus, metro, metrocable y tranvía, se entrecruzan armando un circuito que permite visitar casi todos sus espacios sólo con la compra de un boleto integrado.

El espacio público que es sin duda la parada obligada de Medellín, está sumergido en el  centro de la ciudad: la plaza de Botero. Allí, se pueden observar las esculturas del artista Fernando Botero que tiene la particularidad de retratar a personas y animales “gorditos”.

El lugar, entre público y vendedores, está lleno de gente la mayor parte del día, lo que dificulta poder tomar una buena fotografía sin algún “intruso” en ella.

hdr

También en la ciudad se encuentra el Parque de los Pies Descalzos. Este espacio público se caracteriza por ser un lugar en el cual uno puede “relajar” sus pies, sumergiéndolos en las piletas con masajes que allí se encuentran y, si justo coinciden, participando en alguna de las actividades organizadas con guías para dejar los pies “como seda”.

Además, hay espacios exclusivos para los más chicos y gente que organiza juegos con ellos para que los más grandes puedan tomarse un ratito para sí.IMG_20160821_151702 (Copiar)Si de lugares impensados se trata, Medellín también cuenta con ellos. Tal es el caso de la Comuna 13, un lugar que en apariencia no sería turístico por ser un barrio más; sin embargo, cuenta con la particularidad de, al estar en la montaña, tener escaleras mecánicas públicas que facilitan el acceso a las casas más altas.

Las mismas reemplazan a más de 350 escalones de concreto y son totalmente innovadoras en el país y el mundo.

La comuna, además, se encuentra decorada con los grafittis y pinturas mas diversos, que son una manifestación social del espíritu del barrio. Y es que, en este lugar que hoy es prácticamente turístico, hace unos años la gente no se animaba a entrar.

El mismo estaba ocupado por milicias urbanas de la guerrilla y en sus calles sucedían y se veían las situaciones más impensadas y violentas. Pero fue en el año 2002, cuando el gobierno llevó a cabo el operativo de limpieza “Orión” y, a través de la muerte y desaparición de miles de personas, “recuperó” el barrio que hoy es visitado por miles de personas de distintas partes del mundo.

Y aunque este blog no es de historia, la operación Orión merecería un capítulo aparte. En nuestro caso, tuvimos la oportunidad de conocerla a través del relato de dos vecinos del barrio (madre e hijo) que lo vivieron en carne propia, al haber sido tomada su casa como una posición estratégica por el gobierno para atacar al enemigo.IMG_20160823_121738 (Copiar)

Volviendo a lo estrictamente natural y turístico, el Parque Arví es otro de los infaltables en la lista de lugares a conocer. El mismo es de muy fácil acceso a través de un boleto integrado en el cual se toma el metro hasta la estación Acevedo, y de allí dos metrocable: uno (incluido en el boleto integrado) hasta Santo Domingo. De ahí, hay que volver a pagar un boleto que vale 4800 colombianos (y si, es turístico), y tomar el último metrocable hasta el Parque Arví. Este recorrido dura unos 20 minutos y es altamente recomendable (la otra opción sería el bus), porque la altura que alcanza este teleférico y la vista que de allí se logra es impactante.

La entrada al Parque, en líneas generales, es gratuita. Sin embargo, el interior de divide en espacios, que abren por temporadas, y en los cuales hay que pagar un ingreso. Uno de los mas concurridos es el espacio de juegos, el cual tiene un valor de 15 mil colombianos y se puede acceder a todos los entretenimientos.

Lo bueno del lugar es que, a apenas unos minutos de la gran urbe, uno puede encontrarse con la naturaleza, con su flora, su fauna y su tranquilidad. Y en el área de camping hay espacios muy bellos donde pasar el día, y el acceso es totalmente gratuito. _DSC0772 (Copiar)

Otro de los imperdibles de Medellín es el Parque Explora. Hay que desembolsar 23 mil colombianos por cabeza, pero están super bien invertidos. Es un espacio dedicado a la naturaleza y la ciencia, donde se puede interactuar realizando experimentos de los más diversos. Consejo: ir temprano, su recorrido demanda prácticamente el día entero. También es de muy fácil acceso en metro, bajándose en la estación Universidad que queda inmediatamente al lado. Si sobra tiempo, es bueno hacer una parada en el Jardín Botánico que se ubica en frente.1

Otros lugares para recorrer son el Pueblito Paisa (tener en cuenta que cierra a las 23 hs, nosotros nos quedamos sin entrar), y el Poblado.

Además, si alguien puede acercarlos hasta el mirador que está camino al aeropuerto Río Negro, aprovechen la oportunidad, porque desde allí se logra una vista magnífica._DSC0882 (Copiar)

En fin, una semana en esta increíble ciudad, no nos alcanzó para abarcarla en su totalidad. Habrá que volver…

Autor entrada: Ambos Mundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *