Explorando Chimbote: hotel Ivansino Inn

Chimbote es una de esas ciudades que sorprenden, que turísticamente no está promocionada, pero tiene un encanto que merece ser conocido: sitios verdes, desiertos enormes, dunas de arena alrededor y atracticas playas donde disfrutar del mar. Gracias al hotel Ivansino Inn pudimos visitar los rincones de esta linda ciudad y pasar unos hermosos días en las comodidades del lugar.

Desde que entramos a Perú no nos hemos separado ni un poco del mar. En dirección a Argentina vamos y siempre llevamos el Pacífico a nuestra mano derecha. Así venimos recorriendo todos los sitios de la costa norte del país.
Fue así que llegamos por la tarde a Chimbote, un señor que nos trajo nos dejó en la esquina del hotel Ivansino Inn, donde íbamos a pasar un par de días para descansar y recorrer la ciudad.

El personal nos recibió amablemente y nos dio nuestra habitación para que dejemos las cosas y podamos salir a pasear un rato por Chimbote. Las habitaciones del hotel son muy reconfortantes y tienen todo lo necesario para estar muy cómodos: wifi, tv por cable, minibar y un lindo baño con agua caliente.

Pero el hotel no solo tiene un servicio de cómodas instalaciones sino que además brinda un desayuno bufete de cortesía para los huéspedes. Con vista a la ciudad exhiben una larga mesa con productos frescos y típicos de la comida peruana: cereal, frutas, huevos, aceitunas, carne, varios tipos de panificados y mucho más!

Cuando un hotel es tan cómodo lo difícil es salir a recorrer. Pero estando en una ciudad como Chimbote es necesario juntar fuerzas, asique agarramos el mate y salimos a dar una larga vuelta por las calles. Otro punto a favor es que el hotel cuenta con un mostrador de información turística, por eso pudimos armar nuestro recorrido antes de salir.

Era el mediodía y ya nos íbamos a dar una vuelta, pero Sissi, la administradora del hotel nos invitó a disfrutar de un almuerzo tipo bufete, el único en todo Chimbote, para que probáramos un poco de todo de la exquisita comida peruana y regional.

El hotel divide su servicio por día, desde lunes a sábado la carta varía, va de comidas criollas y típicas de la región a orientales e internacionales. Nosotros tuvimos suerte y nos tocó el día sábado que es un mix de los mejores platos de todos los días restantes de la semana.

Ya con la panza llena y llenos de energía nos fuimos a pasea por la ciudad.

El hotel está ubicado en pleno centro, a 300 metros de la Plaza de Armas y a 200 del malecón. Por la avenida sobre la que está pasan todos los colectivos y hay muchos taxis por lo que es muy fácil moverse hacia cualquier punto de Chimbote.

Qué hacer en Chimbote

Como dijimos al principio esta ciudad no está dentro de la ruta turística de los viajeros promedio, pero habiendo recorrido tanto fueron muchos los lugares que nos hemos cruzado que tienen mucho potencial pero que, por alguna razón, aún no están dados a conocer o no los han explotado.

El caso de Chimbote es un ejemplo claro de esto. Dentro y alrededor de la ciudad hay numerosas e interesantes cosas para hacer y conocer.

A una hora en colectivo desde la zona céntrica, se encuentra la Catarata de Hornillos, un sitio natural con una caída de agua de 15 metros donde, además, se pueden realizar deportes de aventura. Este sitio es como un oasis debido a la sequedad del hábitat que cubre toda la zona  noroeste de Perú.

Crédito Adelaida Chavarry, La República

Este sector de Perú se caracteriza por tener numerosos lugares con sitios arqueológicos. Fueron muchas las culturas que interactuaron por esta región y es común toparse con sus huellas en los distintos pueblos y ciudades que se visitan. Muy cercano a Chimbote se encuentra el templo Punkuri, de la cultura Sechín.

Crédito: http://www.iperu.org/complejo-arqueologico-de-punkuri-ancash

Otro sitio turístico muy popular es la isla Blanca, una montaña árida ubicada a pocos minutos de la ciudad, que tiene un profundo color blancuzco provocado por la acumulación del guano de las aves que viven allí. A ella se llega a través de un corto paseo en lancha desde el muelle de Chimbote.

 

http://chimbotanosentodoelmundo.blogspot.pe/p/fotos-de-chimbote.html

Estos son algunos de los distintos sitios que se pueden visitar en la ciudad. Todo depende del plan del viajero, de los gustos y de la cantidad de días que va a permanecer. Chimbote tiene además una deliciosa gastronomía, un vivero forestal donde se pueden realizar diversas actividades en familia, una hermosa plaza central y un pintoresco malecón.

Chimbote es otro de los sitios que no habíamos recorrido cuando íbamos hacia Mexico y que tampoco incluimos dentro de nuestra ruta de regreso a Argentina, pero gracias al hotel Ivansino Inn pudimos visitar un lugar más y conocer un poco más de Perú, su gente, su comida y sus hermosos lugares.

Si visitan la ciudad y quieren hospedarse en un lugar confortable, agradable y bien ubicado Ivansino Inn es la mejor opción y pueden contactarse con ellos a través de:

Booking: Ivansino Inn

Facebook: Ivansino

Tripadvisor: Ivansino Inn

Correo: ivansinoinn@gmail.com

Teléfono: (043) 321-811

Dirección: Av. José Pardo 738

Autor entrada: Ambos Mundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *