De vuelta en Salta: hostal Esperanto

En Salta empezamos nuestro largo viaje, un año y ocho meses después volvimos, y qué mejor que está hermosa provincia para recordarnos lo lindo que es nuestro país. Apenas pisamos suelo salteño nos recibieron con los brazos abiertos y gracias al hostal Esperanto pudimos recorrer este bello territorio y volver, de a poco, a nuestras raíces; ahora cargados de recuerdos y nuevas experiencias.

Se la conoce como Salta “La Linda”, y verdaderamente lo es. Es una ciudad que enamora. Tienen una gran densidad poblacional pero aún mantiene ciertas costumbres de pueblo. La gente es muy amable, la comida es exquisita y hay muchos lugares para recorrer en los alrededores y en la misma casco céntrico.

Llegamos a Esperanto por la noche, hacia un poco de frío y estábamos algo cansados así que el personal nos dio nuestra habitación y nos fuimos a dejar las pesadas mochilas. El hostal ofrece cuartos compartidos y privados, todos tienen cómodas camas, los baños se comparten y los espacios son muy confortables.

Esperanto está muy bien ubicado dentro de la ciudad, queda a pocas cuadras de la plaza central, de la estación de trenes y la terminal y, además, hay muchos locales comerciales en la zona, sea para probar la deliciosa comida típica de Salta, para comprar alimentos o solo para pasear por allí.

Después de descansar un rato nos dimos una ducha y salimos a comprar algo para cocinar, ya que el hostal cuenta con un espacio para ello. Un punto positivo es que la cocina está limpia y muy bien equipada, aprovechamos esto  para preparamos algo livianito y nos fuimos a dormir.

El desayuno está incluido dentro de la tarifa y es muy bueno y completo. Al otro día nos levantamos temprano para aprovechar bien el día y cargarnos de energía. El hostal sirve un típico desayuno argentino: pan fresco, dulce de leche, mermelada y varios tipos de infusiones para elegir. Todo muy rico y bien local!

El ambiente es muy acogedor y tiene muy buena energía. Hay muchos espacios comunes para compartir actividades o simplemente charlar con los viajeros de distintas partes del país y del mundo que están de paso por allí. Hay una suerte de escenario con instrumentos donde tocan bandas locales y un bar para acompañar los eventos con alguna bebida.

Pero también hay espacios para relajarse de otro modo, un luminoso y colorido patio interno, una habitación con mesitas, una estantería llena de interesantes libros y muchos dibujos murales con mensajes y frases interesantes. Todo le da un matiz cultural y cautivador.

Esperanto es un hostal que reúne las características ideales para pasar unos increíbles días en Salta, el ambiente y la onda son muy buenos, y la relación precio-calidad es conveniente. Además su ubicación es estratégica dentro de la ciudad y cuenta con mucha información acerca de las distintas cosas para hacer que hay en esta linda provincia argentina.

Si quieren pasar por este hostal y conocer bien en profundidad lo que ofrece Salta “La Linda”, pueden contactarse con la gente de Esperanto a través de las siguientes vías:

Facebook: Esperanto

Booking: Hostel Esperanto

Correo: esperantohostelsalta@gmail.com

Teléfono: 0387 556-1643

Dirección: Rivadavia 320, 4400 Ciudad de Salta

 

Autor entrada: Ambos Mundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *