Barichara, un pueblo al que volver

Es reconocido como “el pueblito más lindo de Colombia”, y no es una exageración. Su cuidada arquitectura colonial, sus capillas y sus calles totalmente construidas y revestidas en piedra lo convierten en un lugar único.

Si hay un pueblo en Colombia en el cual uno no puede dejar de sacar fotos, es en Barichara. Y eso fue lo que hicimos.

Es tan bello y tan distinto, que en cada lugar dan ganas de sacar una foto con la cual poder mostrarle a un tercero un poquito de la paz que transmite este pueblito colonial.

Como todo eso ya no lo tenemos más (Enseñanzas de un asalto o del viaje y su gente), para compartir con ustedes la belleza de Barichara, recurriremos a fotos que deambulan en la web, con su correspondiente mención al autor.

A Barichara llegamos luego de haber hecho varios dedos y tomado, por último, un bus desde San Gil que salió 4 mil colombianos.

Su nombre significa “lugar para el descanso”, y su modo de vida lo refleja. Llegamos de noche y el pueblo ya estaba casi apagado, pero no la casa de nuestro couch, José Luis, que nos esperaba con una inesperada picadita con cervezas.

Hablando de “picadita”, hay que empezar diciendo que una de las actividades infaltables, antes que cualquier recorrido, tiene que ver con la gastronomía. Y es que en este pueblo se encuentran las famosas hormigas culonas. Aunque da un poco de impresión comerlas, no podemos negar que su crujiente textura provoca que uno quiera repetir.

51 - Barichara
Tomada de http://www.breakingroutine.com/

Si de caminatas se trata, no puede faltar en nuestra lista el Camino Real hasta Guane. Luego de recorrer 9 km, se llega a un pequeño pueblo, que a pesar de su tamaño, tiene una inmensa belleza.wp_20160917_12_12_18_pro-copiar

Nosotros pensábamos realizar el clásico sendero a pie por el Camino Real pero, por un error de nuestro couch, llegamos a Guane cuando intentábamos ir hacia Bocagua. Es así que conocimos el pueblo sin tanto esfuerzo, y después de ahí seguimos viaje hasta nuestro objetivo. En Bocagua pasamos una tarde increíble en una pileta que se alimentaba del agua del río y que sirvió para pasar la calurosa jornada un poquito más aliviados.

El día siguiente lo usamos enteramente para recorrer Barichara, que es chiquito, pero tan lindo que uno pasa varias horas visitando sus espacios sin casi notarlo.

La fundación de este pueblo data de 1701 y es realmente curiosa, ya que tiene que ver con que habría aparecido la imagen de una virgen María tallada en una piedra. En este pueblo que fue declarado monumento nacional en 1975, la plaza es de seguro la primera parada y, junto con ella, la Catedral de la Inmaculada Concepción, construida en conmemoración a la aparición de la virgen.

foto4
Tomada de http://www.cronicadelquindio.com/

Otro de los sitios de visita obligada es el Parque de las Artes Jorge Delgado Sierra. De entrada gratuita, en el mismo se pueden observar esculturas talladas en piedra realizadas por artistas nacionales y extranjeros.

La Capilla Santa Bárbara también es un infaltable. Frente a ella se puede ver la escultura de una cruz y unos bueyes que aran la tierra.

foto6
Tomada de zoomviajero.wordpress.com
foto7
Tomada de www.revistadospuntos.com

Otro sitio recomendable es la Capilla de Jesús. Al lado se encuentra el cementerio, lugar que a casi nadie se le ocurriría visitar pero que, en este caso, vale la pena.  Lo diferente de este es que sus tumbas están labradas en piedra amarilla.

foto8
Tomada de www.renunciamosyviajamos.com

Es que a los pobladores de Barichara se los llama “patiamarillos” justamente por ello. Los nativos son reconocidos tanto en el país y en el continente por su trabajo de tallado en piedra, el cual transforma a la este arte en una de las principales fuentes de trabajo de la región. En cuanto a lo amarillo es por el particular color de sus tierras y el polvo de la piedra caliza que trabajan.

Como Barichara se encuentra ubicada sobre el filo de una montaña que da al cañón del río Suárez, es lógico que la vista desde sus dos miradores sea imperdible. Lugar ideal para terminar la tarde.

foto9
Tomada de sitiosturisticosdesantanderenserio.blogspot.com.co

¡Eso sí! Es bueno que entre tanto paseo uno no olvide comprar su comida o lo que necesite antes de caer el sol. Y es que en Barichara cierra todo super temprano, y conseguir algo después de las 17 hs puede volverse un desafío difícil de superar.

Como les dijimos, Barichara es pequeño pero eso no significa que no haya mucho para hacer. Realmente es un lugar que nos costó abandonar y que, con la excusa de recuperar las fotos pérdidas, ¡volveremos a visitar!

Autor entrada: Ambos Mundos

2 thoughts on “Barichara, un pueblo al que volver

    Judith G. Noé

    (24 octubre, 2016 - 2:07 pm)

    Totalmente de acuerdo en lo de los cementerios. Obviamente no son un sitio turístico, pero en cada país o ciudad son de una manera y a mí ha habido varios que me han llamado la atención. Barichara, muy bonito 🙂

    andorreando por el mundo

    (19 noviembre, 2016 - 11:52 am)

    Muy bonito pareja.
    Saludos amigos 😉👍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *