A ritmo de pueblo en Pativilca

Llegamos a nuestro destino pasado el mediodía, seguimos firmes cerca del océano Pacífico en dirección a Argentina, pero antes hicimos una paradita para conocer un poco del pueblo, su historia y su gente. Gracias al hostal Pativilca pudimos seguir recorriendo la costa norte de Perú y sumar un destino más a nuestro largo viaje por el país.

El pueblo es pequeño, muy tranquilo y su gente es sumamente amable y cálida. El hostal que nos iba a recibir está ubicado a pocas cuadras de la plaza de armas, muy cerca del mercado central, a 20 minutos de la ciudad de Barranca y a media hora de la costa. Es ideal para moverse en todos sentidos.

El hostal es muy acogedor y está muy bien ubicado. Tiene estacionamiento propio, lindas y confortables habitaciones y una sala de uso común con sillones y tv por cable. Las construcciones son mayormente en madera lo que le da un ambiente sumamente agradable.

El cuarto que nos tocó tiene todas las comodidades que satisfacen las necesidades de los distintos tipos de viajeros. Cuentan con un lindo baño con agua caliente, buena señal de wifi, tv por cable, y guardarropas.

El pueblo está también muy cerca de las ruinas de Caral, la civilización más antigua de América, y de Lima, la ciudad capital. Por esta razón es una buena opción para parar y descansar en un lugar tranquilo y bien ubicado de cara a las distintas opciones turísticas que hay en la región.

Uno de los principales atractivos que hay en Pativilca es el museo de Bolívar, una antigua casa donde el libertador venezolano pasó algunos momentos de su historia. Allí, cuenta la historia, habría fundado el diario El Peruano y en el lugar se pueden ver las imprentas y los primeras ediciones del periódico.

http://mapio.net/place/6651439/

Pero sin duda el principal atractivo de este pueblo es su cercanía con la costa y las hermosas playas que hay en la región. La más concurrida se llama Bermejo y está ubicada a unos 20 minutos en auto. Es visitada, principalmente, por muchos viajeros que buscan practicar surf, ya que esta playa se caracteriza por tener grandes y largas olas.

Pativilca es de esos lugares que están caídos del mapa, pero es un sitio que mantiene la esencia del pueblo, la amabilidad y la hospitalidad de su gente se hace sentir en cada rincón. Por eso es un destino que merece ser visitado, para descansar de la ciudad, pasar un buen momento, bajar al ritmo de un pueblo y quedar bien ubicado para recorrer los distintos atractivos que hay en los alrededores.

Si quieren visitar la pintoresca Pativilca y pasar unos días de tranquilidad, pueden contactarse con la administración del hostal a través de:

Facebook: Hostal Pativilca

Booking: Pativilca

Correo: pativilcano@gmail.com

Celular: 991 552 492

Teléfono: 2384525

Dirección: Jr. San Martín Nº265 (Km 200 Antigua Panamericana Norte)

Autor entrada: Ambos Mundos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *